¿Cómo crear tu “vision board” de salud y bienestar?

¿Cómo crear tu “vision board” de salud y bienestar?
Simple: traza un mapa de sueños realizable que te recuerde a diario lo que deseas y cómo
lograrlo.
El objetivo de un »vision board» o mapa de los sueños es visualizar lo que queres, mantener
presentes esos sueños en tu mente, de manera que mientras ocupan lugar en tu atención es
más probable que pases a la acción para concretarlos.
Difícilmente realices aquello que olvidaste o simplemente no le prestas atención. Por eso tu
tablero de bienestar se convierte en un aliado estratégico para aumentar tu bienestar.
Afortunadamente existen muchísimas formas de crear este mapa, así que aprovecha a soltar
la creatividad, el entusiasmo y dedícate a trazar con recursos verbales y no verbales la visión
que deseas lograr. Esa visión de tu mejor versión disfrutando en plena salud y vitalidad, con
energía y bienestar.
A continuación, te comparto mi forma preferida…

  1. Conexión. Busco un tiempo – espacio para mí, para poder conectar con mi interior.
    Busco estar presente y registrar cómo me siento. Algunas respiraciones pausadas y
    música alegre y suave me ayudan a entrar en ese estado propicio para visualizar.
  2. Imaginación. Mentalmente comienzo a imaginarme en mi mejor estado de bienestar
    físico, mental, emocional y social. Conecto unos segundos con cada esfera de
    bienestar inspirándome en la “rueda de la salud” y voy creando mi mejor versión paso
    a paso.
  3. Emoción. Imprimo emociones positivas a esta experiencia de creación. Disfruto de
    verme así, flexible, vital, activa y llena de energía. Agradezco profundamente ver esas
    metas de bienestar logradas y las celebro interiormente. Me veo, escucho y siento en
    ese estado.
  4. Acción. Selecciono tres compromisos que me acercan a mi visión y visualizo
    concretarlos, experimento en mi mente cómo se siente lograrlos con todos mis
    sentidos: lo que escucho, huelo, siento, veo, y degusto.
  5. Compromiso. Me comprometo conmigo misma en estas acciones y me agradezco por
    dar esos pasos que me hacen estar orgullosa, cambiar, crecer, evolucionar. Guardo
    esta experiencia sensorial con la intención de mantenerla en mi mente y poco a poco
    abro los ojos.
  6. Concreción. Finalmente plasmo imágenes y representaciones de mi visión, como esta
    ilustración que acompaño aquí y me aseguro de mantener este tablero en un lugar
    visible. Lleno de amor y buenas intenciones todo el proceso creativo y mi nueva
    versión de forma que me sienta atraída a llegar allí.
    En esta última etapa podés recurrir a imágenes en revistas impresas, papeles de colores,
    frases, fotos reales, objetos preciados y jugar a componer una representación única de tu
    visión. También podés pintar, dibujar, hacer listas, usar frases, componer un texto y hasta una
    poesía o una canción. Crear tu visión de bienestar es un recurso muy poderoso si lo utilizas a consciencia. Como ya
    sabes todo lo creamos primero en la mente y luego en la realidad. Es también un proceso
    vivo, que evoluciona con nosotros mismos, por eso además de crear tu mejor versión,
    periódicamente podrás actualizarla.
    La clave es que te inspires a tomar impulso, planificar y dar los pasos que te lleven a tu nueva
    identidad.

Leave a Reply